Castillos del Maestrat: Castillo de Atzeneta del Maestrat

El castillo estuvo integrado en la demarcación territorial del Castillo de Culla. El rey Jaime I lo cambia junto con el castillo de Les Coves por Morella. De esta manera pasó a los dominios de Blasco de Alagón. Después por herencia pasa a Constanza de Alagón y Guillem de Anglesola. El hijo de este matrimonio Guillem de Anglesola vendió el Castillo de Culla a los templarios que lo tuvieron solo trece años. Desaparecida la Orden del Temple Culla pasó a la Orden de Montesa.

El Castell0_preview

Según Miralles Pocar, el castillo de Atzeneta era el llamado el Castellar de la demarcación de Culla. La Carta Puebla de Lucena al nombrar los límites de su término no nombra el pueblo de Atzeneta sino el Castellar y en el Archivo Histórico Nacional se encuentra un documento por el que se demuestra que el Castellar no fue vendido a los templarios puesto que pertenecía a la hermana de Guillem, Mergelina de Anglesola, casada con un Queralt y Cervelló, Señores de Santa Coloma de Querals, emparentados con los Condes de Cardona. Un descendiente de Mergelina, Pere de Queralt, vendió al Maestre de Montesa el Castellar el año 1387. La Crónica de Viciana habla de este castillo: “En Adzeneta solia haver castillo y por tiempo se arroyno. En el cual los de la villa edificaron una yglesia e aquella dedicaron a nuestra señora de Sperança y a Sant Sebastián”. El castillo es muy concurrido por las dos procesiones anuales que se realizan desde el pueblo de Atzeneta. La primera es el día de San Sebastián, el 20 de enero, y la segunda el tercer lunes después de la Pascua de Resurrección. Los titulares de la ermita más antiguos que se conocen eran la Virgen de la Esperanza y los santos Fabián y Sebastián. A comienzos del siglo XVIII se dedicó a San Juan Bautista y se perdió la de la Virgen. Actualmente se encuentra el tríptico de la Virgen, San Juan y San Sebastián. A unos tres kilómetros del pueblo de Atzeneta del Maestrat, perteneciente a la comarca de L’ Alcalatén, se encuentra ubicado el castillo y el santuario de San Juan. Servía de cierre y protección de los pasos del collado de Adzaneta, principal acceso a la población desde las sierras de Lucena y de los barrancos de “Les Torrocelles” y “Mas d’Avall”. El documento custodiado en el Archivo Histórico Nacional antes mencionado también denomina las siguientes dependencias y lugares del castillo: la puerta que abre y cierra dos veces la sala principal; una casa del castillo llamada Cellarium y otra casa junto a la sala principal. También describe los límites del castillo, los derechos y pertenencias. Según Miralles Porcar la actual edificación ha crecido por un lado y menguado por otro. Con posterioridad se construyó una ermita al costado del castillo dejando un pasadizo de unos tres o cuatro metros entre ambos edificios. Por el siglo XVI se edificó este pasadizo para sacristía y escaleras para subir al coro de la ermita y entrar a la casa del castillo. Por la parte contraria pudo ser demolida alguna edificación. Es de construcción gótica en su interior y en la actualidad se conserva la torre del Homenaje del antiguo castillo. La ermita poseía un reloj de sol en una de sus esquinas del que solo queda una pequeña parte. Sobre la entrada de la ermita se encuentra un escudo eclesiástico. (C.Pérez-Olagüe)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s